Rostro, cuerpo y cabello. 

El aceite de jojoba, también llamado “oro líquido” debido a su color y a sus extraordinarias propiedades cosméticas, se obtiene de las semillas de Simmondisia Chinensis. 

Debido a su estructura química, el aceite de jojoba es en realidad una cera líquida, contiene un alto porcentaje de ceramidas muy similares a las de la piel y el cabello, que protegen la barrera cutánea y contribuyen a mantener la homeostasis de la piel. Además, tienen un papel central en el fortalecimiento del cabello, ya que protegen a las fibras capilares de los agentes externos que pueden dañarlas, como el clima o la exposición a herramientas de calor. La falta de ceramidas puede causar resequedad y volver el cabello frágil, quebradizo y con puntas abiertas.

La jojoba contiene también cantidades significativas de tocoferoles (VIT E), que le confieren propiedades antioxidantes para combatir los radicales libres, y ácido linolénico, indispensable para la adecuada regeneración celular. Entre sus propiedades, se destacan, además, su capacidad lubricante, humectante, calmante y antiinflamatoria.

Es un aceite muy ligero, de tacto seco y rápida absorción, no comedogénico, es decir, que no obstruye los poros, sino que se fusiona con los propios aceites naturales de la piel, y ayuda a regular la producción de sebo y humedad.

En tu rutina facial, es un excelente aliado para usar luego del suero y antes de la emulsión, también podés usarlo para remover maquillaje antes del gel, y como complemento para una rutina de masajes. En tu pelo, utilizalo junto al tónico capilar, con el cabello húmedo, y junto a la henna hará maravillas para devolverle el brillo y la vitalidad.

Ingredientes INCI: Simmondsia Chinensis oil. 

Contiene 50 ml. Orgánico / prensado en frío. 

PLANTAE / ACEITE DE JOJOBA ORGANICO

$4.470,00
PLANTAE / ACEITE DE JOJOBA ORGANICO $4.470,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • LOCAL Presidente Roca 1115 - Lun a Vie de 10 a 18hs / Sab 10 a 13hs

    Gratis

Rostro, cuerpo y cabello. 

El aceite de jojoba, también llamado “oro líquido” debido a su color y a sus extraordinarias propiedades cosméticas, se obtiene de las semillas de Simmondisia Chinensis. 

Debido a su estructura química, el aceite de jojoba es en realidad una cera líquida, contiene un alto porcentaje de ceramidas muy similares a las de la piel y el cabello, que protegen la barrera cutánea y contribuyen a mantener la homeostasis de la piel. Además, tienen un papel central en el fortalecimiento del cabello, ya que protegen a las fibras capilares de los agentes externos que pueden dañarlas, como el clima o la exposición a herramientas de calor. La falta de ceramidas puede causar resequedad y volver el cabello frágil, quebradizo y con puntas abiertas.

La jojoba contiene también cantidades significativas de tocoferoles (VIT E), que le confieren propiedades antioxidantes para combatir los radicales libres, y ácido linolénico, indispensable para la adecuada regeneración celular. Entre sus propiedades, se destacan, además, su capacidad lubricante, humectante, calmante y antiinflamatoria.

Es un aceite muy ligero, de tacto seco y rápida absorción, no comedogénico, es decir, que no obstruye los poros, sino que se fusiona con los propios aceites naturales de la piel, y ayuda a regular la producción de sebo y humedad.

En tu rutina facial, es un excelente aliado para usar luego del suero y antes de la emulsión, también podés usarlo para remover maquillaje antes del gel, y como complemento para una rutina de masajes. En tu pelo, utilizalo junto al tónico capilar, con el cabello húmedo, y junto a la henna hará maravillas para devolverle el brillo y la vitalidad.

Ingredientes INCI: Simmondsia Chinensis oil. 

Contiene 50 ml. Orgánico / prensado en frío.